martes, 26 de noviembre de 2013

Alabanza por los hechos poderosos de Dios

66  Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra.

Cantad la gloria de su nombre;

Poned gloria en su alabanza.

Decid a Dios: !!Cuán asombrosas son tus obras!

Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos.

Toda la tierra te adorará,

Y cantará a ti;
Cantarán a tu nombre. Selah

Venid, y ved las obras de Dios,

Temible en hechos sobre los hijos de los hombres.

Volvió el mar en seco;

Por el río pasaron a pie;
Allí en él nos alegramos.

El señorea con su poder para siempre;

Sus ojos atalayan sobre las naciones;
Los rebeldes no serán enaltecidos. Selah

Cuando hablamos de alabanza nos referimos a las cánticos y declaraciones a Dios,expresados por su pueblo,tanto personal mente como en la congregación.
El Salmista nos instruye sobre la alabanza
 que agrada el corazón de Dios.
Alabanza Alegre.-(v1) Nos encontramos con el madamiento de alabar a Dios, Él Señor con alegría.
Esta no es una alegría producida por la música ó por el ambiente que se ha generado en una reunión. La Iglesia debe aprender alegrarse en Él Señor y su presencia,cada vez que se reune,comprendiendo que la música y las instrucciones de quien preside el culto,son solo de ayuda para guiarnos en alabanza, pero fundamentalmente Él es la razón de nuestro gozo.

Alabanza Gloriosa.- (v2) Cuando aprendemos alegrarnos en el Señor,sin depender de factores externos, nuestra alabanza resultará gloriosa. La gloria es como la marca ó impronta que deja un sello sobre un papel.
La presencia del Señor se manifestará entre nosotros dejando sus huellas:
En sanidades,milagros,prodigios,liberación,y sobre todo vidas transformadas.

Alabanza de Proclamación.- (v,3,5,6) Se desata un poderoso ambiente de fe cuando declaramos con nuestra boca la grandeza del Señor,y recordamos sus grandes obras entre nosotros. Nuestras declaraciones nos permiten tener una correcta imagen de Dios,y su grandeza. Recibimos revelación del carácter de Dios y su naturaleza,fidelidad y capacidad para dar respuesta a nuestra necesidad. La idea al terminar un tiempo de alabanza no es proclamar que buena orquesta tenemos,es mejor declarar ¡¡¡Que gran Dios habita entre nosotros !!!

Alabanza de adoración (v4) Después de la revelación del carácter de Dios,podemos entrar en profunda adoración,pues adoramos al Dios que conocemos. Adoración no tiene que ver con la velocidad de la música,ó la intensidad de la canción.
Adoración tiene que ver con rendirse,postrarse,inclinar la voluntad,colocar nuestro rostro en la tierra delante de Dios. Adoración es entregar el corazón en intimidad.

Alabanza a su Señorío.- (v7) Al adorarlo,Dios nos permite conocer Su reino,Su poder,Su majestad. Entonces entramos en el nivel de la vida cristiana en donde podemos ejercer autoridad,porque estamos bajo su autoridad. Proclamamos que es Señor sobre nosotros y sobre toda la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario