jueves, 28 de noviembre de 2013

Exhortación a las naciones, para que alaben a Dios_Salmo 67

Exhortación a las naciones, para que alaben a Dios

67 
Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga;

    Haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah
Para que sea conocido en la tierra tu camino,

En todas las naciones tu salvación.
Te alaben los pueblos, oh Dios;

Todos los pueblos te alaben.
Alégrense y gócense las naciones,

Porque juzgarás los pueblos con equidad,
Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah
Te alaben los pueblos, oh Dios;

Todos los pueblos te alaben.
La tierra dará su fruto;

Nos bendecirá Dios, el Dios nuestro.
Bendíganos Dios,

Y témanlo todos los términos de la tierra.


Este Salmo presenta una visión universal de la bendición de Dios sobre toda las naciones y era cantado durante la fiesta de pentecostés. Es llamado El Salmo del misionero,reconociendo así que todas estas bendiciones vendrán por la predicación del evangelio.Al estudiarlo podemos comprender que Dios tiene a todas las naciones en su corazón.

Dios nos bendice para que lo conoscan todas las naciones (1-3) Dios extiende sobre nosotros su misericordia beneficiándonos aunque no lo merecemos,. Declara sobre nosotros su verdad,sobre nuestro futuro justificandonos por gracia y llevándonos a crecer en todos los aspectos sociales,y personales. Pero cuando dice que hará brillar su rostro sobre nosotros,se refiere a Dios mostrando su beneplácito y  favor para con nosotros.Por el contrario cuando esconde el rostro,es porque esta en desacuerdo con nuestra conducta y servicio. ¿Por que nos bendice así? Para que las naciones conozcan su camino y terminen aceptando su salvación.

El gobierno de Dios es el gozo de las naciones.(4_5) Todas las sociedades buscan autoridad que las gobiernen con justicia y equidad pues las autoridades están puestas para su protección y dirección. En esta búsqueda se dan cuenta que el gobierno tiene que ser espiritual y sobrenatural,por ello y por ignorancia,muchas veces también adorando ídolos. El Salmo nos muestra que sólo cuando las naciones reciben el reinado de Dios y su pastoreo legarán a experimentar verdadero gozo.

La gran cosecha final traerá temor de Dios a las naciones(6_7) El salmo termina con un canto de victoria. La bendición continua de Dios sobre su pueblo traerá una cosecha universal. Toda la tierra dará su fruto. Este fruto no es solamente un tema agrícola es un tema espiritual.Un día todas las naciones estarán bajo el temor de Dios y lo alabaran.

Observe en este salmo el proceso de establesimiento del reino de Dios. Primero el conocimiento del reino de Dios que lleva a las personas a caminar en Su camino recibiendo su salvación. Luego las vemos bajo su dirección y pastoreo. Finalmente se postrarán ante Él,caminando bajo el temor de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario