viernes, 1 de noviembre de 2013

Meditemos en la Palabra de Dios_Salmo 50

Dios juzgará al mundo


50 El Dios de dioses, Jehová, h
a hablado, y convocado la tierra,
Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.
2 De Sion, perfección de hermosura,
Dios ha resplandecido.
3 Vendrá nuestro Dios, y no callará;
Fuego consumirá delante de él,
Y tempestad poderosa le rodeará.
4 Convocará a los cielos de arriba,
Y a la tierra, para juzgar a su pueblo.
5 Juntad me mis santos,
Los que hicieron conmigo pacto con sacrificio.
6 Y los cielos declararán su justicia,
Porque Dios es el juez. Selah
7 Oye, pueblo mío, y hablaré;
Escucha, Israel, y testificaré contra ti:
Yo soy Dios, el Dios tuyo.
8 No te reprenderé por tus sacrificios,
Ni por tus holocaustos, que están continuamente delante de mí.
9 No tomaré de tu casa becerros,
Ni machos cabríos de tus apriscos.
10 Porque mía es toda bestia del bosque,
Y los millares de animales en los collados.
11 Conozco a todas las aves de los montes,
Y todo lo que se mueve en los campos me pertenece.
12 Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti;
Porque mío es el mundo y su plenitud.
13 ¿He de comer yo carne de toros,
O de beber sangre de machos cabríos?
14 Sacrifica a Dios alabanza,
Y paga tus votos al Altísimo;
15 E invócame en el día de la angustia;
Te libraré, y tú me honrarás.

Cuando Dios habla y convoca a toda la tierra,lo más importante es prestarle toda la atención debida.  Los cielos declaran su justicia.
Porque Dios es el Juez. ¿ Que le podremos dar a Dios que El antes no nos lo haya dado primero?

en este Salmo Dios declara una vez mas que Él es el dueño de todo lo existente en la tierra.  Por lo que viene a su pueblo,para poner orden en el culto que le celebraban con sacrificios y ofrendas.
Desde entonces y hasta hoy, Dios le interesa mas nuestro corazón (actitud ,carácter,obediencia) que lo que podemos ofrecerle. Las cosas,lo material,las posesiones que podamos darle,nunca van a impresionar a Dios.
Por que Él pide que le demos lo que ya nos ha dado. 
O sea que todo lo que podamos darle es de Él,y nosotros solo lo administramos.
En este Salmo Dios demanda de nosotros cuatro cosas:

1) Sacrifica alabanza  en mi nombre. En los tiempos difícil levantemos nuestra voz al Soberano para cantar
sus maravillas, a pesar de estar en medio de las pruebas.
Cuanto cuesta hacerlo,porque lo que quisieramos es lamentarnos y auto compadecer nos,Señor Él Señor pide alabanza y es lo que nos conviene y bendice.

2)Cumple con los pactos que hiciste conmigo. Estamos muy al pendiente de que Dios cumpla las promesas
que nos ha dad. Pero, ¡esatmos cumpliendo con aquello que le hemos prometido? El rey Salomón decía:
"Cuando a Dios haces promesas  no tardes en cumplirlas: porque Él no se complace de los insensatos.
Cumple lo que prometes

3) Invocame en el día de la angustia",Esta es la oración que nace de lo más profundo. Es el clamor interior
de un corazón necesitado de ayuda y consuelo,lo que nos deja claro,es que en lugar de quejarnos,o entristecer nos,o desanimados en medio de la angustia,lo llamaren,os a ÉL.
4)" Te libraré y tu me horraras". La respuesta  que Dios espera,despues de haber dado la libertad a nuestro ser,es que lo honremos. Esto habla de respeto,alta apreciación,reconocimiento,temor santo y reverente.
Desde lo que pensamos de Él hasta lo que decimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario