viernes, 1 de noviembre de 2013

Meditemos en la Plabra de Dios, _Salmo 51 :1_9

         En Arrepentimiento es la mejor manera de volverse a Dios.

51 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
2 Lávame más y más de mi maldad,
Y límpiame de mi pecado.
3 Porque yo reconozco mis rebeliones,
Y mi pecado está siempre delante de mí.
                                      4 Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra,
Y tenido por puro en tu juicio.
5 He aquí, en maldad he sido formado,
Y en pecado me concibió mi madre.
6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,
Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.
7 Purifícame con hisopo, y seré limpio;
Lavarme, y seré más blanco que la nieve.
8 Haz me oír gozo y alegría,
Y se recrearán los huesos que has abatido.
9 Esconde tu rostro de mis pecados,
Y borra todas mis maldades.
Este Salmo es una  "clase magistral",una oración en búsqueda del
gran amor de Dios. David nos muestra el lado débil de la naturaleza humana y a la vez nos enseña una de las acciones mas nobles delante de Dios. Al igual sucede con David,tenemos  la esperanza de contar la misma oportunidad de ser transformados y cambiados
por nuestros errores humanos.  Dios es un Padre que tiene abiertos su ojos y atentos sus oídos al clamor de sus hijos que lo buscan con corazón sincero (2 Cr 7:15)

Este Salmo es uno de los Salmos mas predicados,leídos y aprendidos.
Contiene las mas profundas expresiones,de un corazón abatido después de haberle fallado a Dios. David tiene en mente sus acciones vergonzosas cuando clama por su misericordia.
Cada uno de nosotros a de acercarse a Dios en forma personal,no comparandonos con el pecado de los otros,sino siendo confrontados con el pecado personal  cometido.
en este caso era  el pecado del adulterio y homicidio cometido por David.
Sin embargo Dios no, nos puso como jueces,por lo tanto no nos corresponde juzgar.
Lo que si nos toca es apelar al mismo Dios buscando su misericordia
por todo lo malo que hayamos hecho. Y permitir ese trato serio y
profundo que Dios desea para nuestro bien.
Al meditar en este Salmo,permita que el Espíritu Santo le guié a comprenderlo en forma personal y aplicable a su situación de vida.

Las Palabras y acciones claves que nos guían a aplicarlo a nuestras vida:Pedir ser lavado,y limpiado,reconocer las rebeliones,personales,entender que "contra Dios hemos pecado",que hemos hecho lo malo delante de sus ojos,reconocer a Dios como puro y justo (El nunca se equivoca) reconocer que tenemos desde niños una naturaleza pecaminosa (Los niños son hermosos pero desde pequeñitos se inclinan a lo malo y deben conocer que el único que los puede cambiar es  Jesús,Él es el único que los puede ayudar a vencer lo malo),pedir purificación(el pecado mancha,aunque algunos piensan ,que "el que peca la pasa muy bien",recordemos que el pecado cobra factura),no se concentre solo en el pecado,sino en el resultado de la confección: Gozo y alegría,los huesos se recrean y las maldades son borradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario