viernes, 13 de diciembre de 2013

UN GRITO DE ANGUSTIA (2da Parte)__SALMO 69: 13_28

13 Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad; Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia, Por la verdad de tu salvación, escucharme. 14 Sáca
me del lodo, y no sea yo sumergido; Sea yo libertado de los que me aborrecen, y de lo profundo de las aguas. 15 No me anegue la corriente de las aguas, Ni me trague el abismo, Ni el pozo cierre sobre mí su boca. 16 Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia; Mirarme conforme a la multitud de tus piedades. 17 No escondas de tu siervo tu rostro, Porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme. 18 Acércate a mi alma, redímela; Líbrame a causa de mis enemigos. 19 Tú sabes mi afrenta, mi confusión y mi oprobio; Delante de ti están todos mis adversarios. 20 El escarnio ha quebrantado mi corazón, y estoy acongojado. Esperé quien se compadeciese de mí, y no lo hubo; Y consoladores, y ninguno hallé. 21 Me pusieron además hiel por comida, Y en mi sed me dieron a beber vinagre. 22 Sea su convite delante de ellos por lazo, Y lo que es para bien, por tropiezo. 23 Sean oscurecidos sus ojos para que no vean, Y haz temblar continuamente sus lomos. 24 Derrama sobre ellos tu ira, Y el furor de tu enojo los alcance. 25 Sea su palacio asolado; En sus tiendas no haya morador. 26 Porque persiguieron al que tú heriste, Y cuentan del dolor de los que tú llagaste. 27 Pon maldad sobre su maldad, Y no entren en tu justicia. 28 Sean raídos del libro de los vivientes, Y no sean escritos entre los justos. David tuvo una solida revelación de la palabra y por ello expresa:

 "La buena voluntad de Dios". Aquí el salmista se acoge a la buena voluntad de Dios para con él. Un hombre se acerco a Jesús diciendo: "Si quieres puedes sanarme". El poder de Dios no estaba en duda. Esta expresión estaba orientada a saber si era su voluntad . Jesús dijo quiero y al instante se sano. "La abundancia de su misericordia". El salmista se acerca a Dios confiando en su abunadante misericordia para bendecirlo y librarlo aunque no lo meresca. Por su gracia no nos da lo que si merecemos,pero es por su misericordia que no,nos da lo que merecemos.

 "La verdad de su Salvación". El salmista sabe que Dios esta dispuesto y es suficientemente poderoso para librarlo de caer en el lodo cenagoso,de ahogarse en lo profundo de las aguas. 

 La benignidad de Dios. El salmista sabe que Dios no va voltear su rostro mostrando su ira,para con su hijo. Por el contrario,esta de su lado para librarlo de sus enemigos y bendecirlo. 

 La omniciencia de Dios . Dios sabe sobre la afrenta de David. Sobre su confusión y oprobio. Debemos orar con esa confianza de que Dios conoce é inclusive,las cosas más ocultas que nosotros no entendemos,la razón por la que oramos es por que necesitamos expresar nuestra dependencia de Él, activar nuestra fe. Reconocer que sin Dios no somos nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario